sacar del baño
16 mayo, 2020

Sabemos que la limpieza y el orden son los mejores antídotos contra la ansiedad, hemos comprobado que nos sienta de maravilla deshacernos de cosas. Entonces, ¿por qué nuestro baño tiene barra libre de bacterias, fealdades y otros objetos que deberían salir uno detrás de otro sin miramientos? Corre ahora mismo al cuarto de los horrores y no salgas de ahí hasta que te hayas deshecho de toda esta lista. Ya decidirás qué haces con todo ese montón de cosas que deberías sacar del baño: puedes tirar, vender, reciclar o donar (en este caso seguramente lo primero). Vamos al lío.

1. Saca del baño todas las revistas incunables

Sabemos que te encanta leer en el baño, pero lo mejor sera presendir de ellas cuando acumulan polvo y se arrugan. Es mejor que a tu colección de revistas y libros les des una despedida digna.

Cosas que DEBERÍAS sacar de tu BAÑO hoy mismo

2. Las toallas de lija

Que sí, que las bordó tu abuela y las trajeron tus padres de Portugal, pero esas toallas ya han cumplido; permite que se reencarnen en trapos de limpieza. Sabrás que ha llegado el momento cuando pasártelas por la cara sea como una exfoliación completa.

Cosas que DEBERÍAS sacar de tu BAÑO hoy mismo

3. Deberias sacar todos esos diminutos útiles de belleza

Sabemos que coges las muestras de todo hotel y revista de sala de espera por los que pases. Y que, como a todo el mundo, en un amigo invisible te ha caído un kit con esponja y guante de crin. Pero tanto si los has usado como si no, esa colección en miniatura solo sirve para atrapar el polvo y las bacterias.

Cosas que DEBERÍAS sacar de tu BAÑO hoy mismo

4. Saca del baño, todas esas flores secas o de tela.

De entrada no tenemos nada en contra de ese ramo o maceta, pero que aguanten más que las flores frescas no quiere decir que sean eternas. Cuando el polvo no te deja ver el color original de esos ramos, es el momento de dejarlos marchar.

Cosas que DEBERÍAS sacar de tu BAÑO hoy mismo

5. Las cortinas adhesivas

Sabemos que algunas cortinas de ducha son preciosas, pero también tremendamente pegajosas. Puedes meterlas en la lavadora cuantas veces quieras, pero si ya han empezado a amarillear por debajo no hay nada que hacer. Cambiarlas por una mampara de vidrio templado es el siguiente paso, por más que lo demores, es el siguiente paso que otorgará limpieza, elegancia y modernidad a tu baño.

6. Las lámparas de origen

Cuando llegaste a tu apartamento y viste las antiguas tulipas que había en la casa decidiste mantenerlas. Craso error: a no ser que las limpies a conciencia (y eso exige desmontarlas) habrán acumulado durante años el peor tipo de suciedad: no solo es que unan polvo y humedad, es que además están pegadas a esa fuente de calor que es la bombilla, que calentará la mezcla hasta provocar ese olor tan desagradable que no sabes de dónde viene. Los focos LED que encontrarás en nuestra tienda ahorrarán luz, aportarán la intensidad adecuada para cada estancia y demostrarán que has puesto interés en la decoración de tu cuarto de baño.

7. Por la seguridad de todos, saca del baño las alfombras asesinas

Si pasaras por esa alfombra del baño una luz como la que en CSI permite ver los restos de fluidos humanos no podrías controlar las arcadas: piel muerta, fragmentos de uñas y mucho más. Lávalas a menudo o deshazte de ellas. Y de las alfombras de plástico del interior de duchas y bañeras, mejor no hablamos. Simplemente te sugerimos que las levantes y vean como están por debajo. Delicioso, ¿verdad?

8. La pared llena de espejos

Que sí, que dan un efecto poético y luminoso al cuarto de baño, pero quizá no has pensado en el tiempo que vas a dedicar a limpiarlos. Por no hablar de que estás en un baño, no en una atracción de feria. Nuestros espejos LED serán el perfecto sustituto.